recopilacion de articulos

sábado, 7 de octubre de 2017

Cómo vivir con neuropatía diabética

Lograr el control de la Diabetes puede ser difícil y en ocasiones cuando este no se logra se pueden desencadenar varias complicaciones que afectan la calidad de vida de las personas con este padecimiento. Una de ellas es la neuropatía diabética.

Cómo vivir con neuropatía diabética

Al respecto, la Doctora Betina Hernández, Gerente Médico del Área de Dolor en Pfizer, afirmó: "La neuropatía diabética dolorosa es una de las más molestas y persistentes características de la Diabetes y puede aparecer cuando la enfermedad está descompensada por mucho tiempo".
Los altos niveles de glucosa, entre otras cosas, afectan directamente al sistema nervioso de las personas que sufren Diabetes, lo que dificulta la tarea de los nervios para transmitir mensajes al cerebro y a otras partes del cuerpo, lo que causa la llamada neuropatíadiabética. La falta de sensibilidad, entumecimiento y hormigueos dolorosos en diferentes zonas, principalmente en extremidades, son signos de dolor neuropático.

¿Cómo enfrentarla?

La Dra. Hernández te ofrece algunas recomendaciones para mejorar tu calidad de vida:

Come balanceadamente

Para el control óptimo de los niveles de glucosa se debe de llevar a cabo una alimentación apegada a las indicaciones que el Nutriólogo hizo, por lo general significa cocinar los alimentos con el mínimo de aceite; no utilizar manteca animal y  evitar azúcares complejos como los caramelos y/o refrescos.

Hacer ejercicio

Se recomiendan tres o más sesiones de ejercicio por semana de duración de una hora o más; cambiar el estilo de vida sedentario, en donde se pueden incluir actividades al aire libre como bicicleta o caminata regular.

Visita al Médico

Al primer síntoma de alteración en la sensibilidad, ardor, sensación de hormigueo o toques, debes acudir con un especialista para que te realice un diagnóstico oportuno y evites complicaciones futuras.

Apego a los medicamentos

Respetar la dosis y la forma de tus fármacos, así como seguir las indicaciones de tu especialista, son medidas básicas para lograr éxito en tu tratamiento.

Evita ingerir sustancias tóxicas

Lo ideal es que las personas que viven con Diabetes disminuyan el consumo del alcohol así como de fumar. Estas gravan el daño a los nervios periféricos y aumentarán la presencia de dolor.

Higiene

Es muy importante mantener un cuidado excelente de las manos y pies; realizar revisiones periódicas y muy detenidas, debido a que las extremidades son el blanco principal cuando comienza una afección de nervios periféricos. También recuerda que parte de tu higiene habitual es mantener secos los pies la mayor parte del tiempo; es necesario que el calzado sea el indicado que sean cómodos y de la talla adecuada, que no sea estrecho, ni tampoco demasiado grande.






miércoles, 4 de octubre de 2017

Mucha sal en la dieta aumenta el riesgo de diabetes tipo 2


Sal  
La ingesta de sodio puede estar vinculada a un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y diabetes autoinmune latente en adultos (LADA, por sus siglas en inglés), según una nueva investigación que se presenta en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD, por sus siglas en inglés), que se celebra en Lisboa, Portugal.
   La principal fuente de sodio en la dieta es a través de la sal. La sal (cloruro de sodio) es 40 por ciento de sodio, por lo que, por cada 2,5 g de sal consumida, 1 gramo es sodio. Investigaciones anteriores han sugerido que el consumo excesivo de sal puede elevar el riesgo de desarrollar DT2, posiblemente a través de un efecto directo sobre la resistencia a la insulina y/o promoviendo la hipertensión y el aumento de peso.
   LADA es una forma de diabetes tipo 1 en la que las células productoras de insulina en el páncreas son destruidas por el propio sistema inmunológico del cuerpo, pero a diferencia de la DT1 típica se desarrolla muy lentamente, a veces durante un periodo de años. Esto, junto con la aparición más tarde en la edad adulta, puede llevar a que se diagnostique erróneamente como DT2.
   Este estudio fue realizado por el doctor Bahareh Rasouli, del Instituto de Medicina Ambiental (IMM, por sus siglas en inglés), del 'Karolinska Institutet', en Estocolmo, Suecia, y colegas de instituciones de Suecia y Finlandia, con el objetivo de descubrir si existe un vínculo entre la ingesta de sodio y el riesgo de desarrollar DT2 o LADA.
   El equipo utilizó datos de un estudio poblacional sueco sobre factores de riesgo para LADA y DT2, y comparó los 355 y 1.136 casos de cada uno, respectivamente, con un grupo de 1.379 individuos de la población más amplia que actuaron como controles. La ingesta dietética se registró mediante un cuestionario alimentario y se utilizó para calcular el consumo diario de calorías, nutrientes y sodio.

MAYOR INFLUENCIA EN DETERMINADOS GENOTIPOS

También se consideró la influencia de la genética en el riesgo de diabetes, dividiendo a los pacientes en "alto riesgo" u "otro" según su genotipo HLA. Se hicieron ajustes para tener en cuenta las diferencias en factores de riesgo, incluyendo edad, sexo, índice de masa corporal (IMC), tabaquismo, actividad física, antecedentes familiares de diabetes, alcohol, energía total y consumo de potasio.
   El estudio detectó que la ingesta de sodio se asoció con un aumento promedio del 43 por ciento en el riesgo de desarrollar DT2 por cada gramo adicional de sodio (equivalente a 2,5 gramos extra de sal) consumido por día. Al dividir a los participantes en tres grupos de consumo de sodio (bajo 2,4 g, medio 2,4-3,15 g, alto 3,15 g), el grupo con mayor consumo tuvo un 58 por ciento más de riesgo de desarrollar DT2 en comparación con el grupo de consumo más bajo.
   Sin embargo, dado que la sal es sólo un 40 por ciento de sodio en peso, para el consumo real de sal, el grupo de bajo consumo es de 6 gramos y menos; el grupo de consumo medio es de 6-7,9 gramos; mientras el grupo alto está por encima de 7,9 gramos por día.
   El efecto de la ingesta de sodio en el riesgo de desarrollar LADA fue aún mayor, con un aumento del 73 por ciento por cada gramo de sodio consumido al día. Los pacientes con LADA con genotipos HLA de alto riesgo cuya ingesta de sodio se clasificó como "alta" (más de 3,15 g/día) tuvieron casi cuatro veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad que los que consumieron la menor cantidad (menos de 2,4 g/día).
   Los autores concluyen: "Confirmamos una asociación entre la ingesta de sodio y la diabetes tipo 2 y que la ingesta elevada de sodio puede ser un factor de riesgo para LADA, especialmente en los portadores de genotipos HLA de alto riesgo". Sugieren que "estos hallazgos pueden tener implicaciones importantes en la prevención primaria de la diabetes con la aparición de adulto".

Fuente:infosalus.com



lunes, 2 de octubre de 2017

Una nueva categoría: "diabetes en remisión"




Reconocer y codificar con precisión la reversión de la diabetes tipo 2 es clave para mejorar los resultados y reducir los costos de atención médica







La diabetes tipo 2, generalmente percibida como una enfermedad progresiva e incurable, afecta ahora al 5-10% de la población, alrededor de 3,2 millones de personas en el Reino Unido.1 Hasta el momento en que se desarrollen complicaciones la mayoría de los pacientes se asisten íntegramente en la atención primaria de práctica general. Alrededor del 10% de los gastos totales del NHS en el Reino Unido continúan siendo asignadas al tratamiento de la diabetes, y las cifras internacionales sugieren que los costos médicos para las personas con diabetes son dos o tres veces mayores que el promedio de la edad y el sexo.
La aplicación de las guías clínicas actuales para reducir los niveles de hemoglobina glicosilada (HbA1c) y los riesgos cardiovasculares, principalmente con medicamentos y consejos genéricos de estilo de vida, ha mejorado los resultados clínicos, pero muchos pacientes todavía desarrollan complicaciones vasculares y la esperanza de vida es hasta seis años más corta que en personas sin diabetes2. El diagnóstico conlleva importantes repercusiones sociales y financieras para los individuos, así como las malas perspectivas de salud.
La remisión de la diabetes (quien ya no tiene diabetes, al menos durante un período) es claramente alcanzable para algunos pacientes, posiblemente muchos, pero en la actualidad es muy rara vez alcanzada o registrada. Una mayor concienciación, documentación y vigilancia de las remisiones debe mejorar los resultados de salud y reducir los costos de atención de la salud.

Cambio de gestión
La pérdida de peso se asocia con la extensión de la expectativa de vida para las personas con diabetes
En consonancia con las tendencias en la mayoría de las especialidades médicas, la gestión de la diabetes está empezando a centrarse en los mecanismos reversibles de la enfermedad subyacente en lugar de tratar los síntomas y subsecuentes consecuencias patológicas multisistémicas34. La predisposición (epi)genética y el envejecimiento tienen una función en la diabetes tipo 2, pero raramente sin aumento de peso.
La reducción de las concentraciones de glucosa en sangre o de la HbA1c sigue siendo el objetivo principal de la gestión, como se refleja en las directrices clínicas actuales y en las acciones de los medicamentos con licencia. Sin embargo, el manejo y las pautas se enfocan en el uso de fármacos antidiabéticos, con escasa atención a la dieta y a los consejos sobre el estilo de vida.
La magnitud del mercado de las terapias farmacológicas y su posible insuficiencia se ilustra por el hecho de que 488 fármacos (excluidas las insulinas) están actualmente autorizados en todo el mundo para tratar la diabetes tipo 2 con 70 compuestos genéricos.5Todos ellos reducen significativamente la glucosa en sangre y la HbA1c , pero ningún ensayo ha examinado los fármacos administrados junto con un consejo óptimo de dieta y de estilo de vida para el control del peso.
Por el contrario, evidencia consistente demuestra que la pérdida de peso se asocia con la extensión de la expectativa de vida para las personas con diabetes y que la pérdida de peso de alrededor de 15 kg produce a menudo una remisión bioquímica total de la diabetes tipo 2, restaurando la función de las células beta.67
El reconocimiento de que la acumulación de grasa ectópica en el hígado y el páncreas afecta la función de órganos para causar diabetes tipo 2, pero es reversible, ha aumentado la conciencia de que la remisión es posible.7
La atención de los medios ha alentado a un número creciente de personas con diabetes tipo 2 a perder peso y a eliminar el diagnóstico de diabetes 2. La remisión produce un fuerte sentido de logro personal y de empoderamiento; también beneficia a los sistemas médicos porque los pacientes ya no requieren fármacos antidiabéticos. El NHS del Reino Unido gasta actualmente cerca de 1.000 millones de libras esterlinas (1.000 millones de dólares) al año (22 millones de libras esterlinas al día) en medicamentos antidiabéticos, y los costos aumentan a medida que aumentan las tasas de diabetes y los precios de los medicamentos.

Criterios para la remisión de la diabetes
No hay consenso sobre los criterios para la remisión de la diabetes. Los criterios publicados y, por tanto, las tasas de remisión notificadas, varían, pero todos requieren estar por debajo de los umbrales de diagnóstico de la diabetes de la Organización Mundial de la Salud / Asociación Americana de Diabetes (ADA). La mayoría de las publicaciones recientes, incluyendo el ensayo grande Look AHEAD de intervenciones de estilo de vida, 10se refieren a una declaración de grupo de consenso de la ADA8 que definió los resultados de las pruebas por debajo del umbral diagnóstico de la diabetes como "remisión parcial" y  a la remisión de la "pre-diabetes" como "remisión completa".
Tabla 1 Criterios publicados y propuestos para la diabetes en remisión
Sin embargo, el uso del término de la denominacón de remisión parcial no retrata completamente la lógica o la importancia de convertirse en no diabético para los pacientes. Aunque la remisión de la prediabetes es deseable porque reduce el riesgo cardiovascular, la gestión rutinaria debe tener como objetivo ayudar a los pacientes a escapar de la categoría diagnóstica de la diabetes, con sus cargas personales y los riesgos de enfermedad microvascular. Esto requiere del uso de los umbrales de diagnóstico de la OMS para la diabetes para establecer la remisión y la aceptación de que algunos pacientes seguirán teniendo perfiles de tolerancia a la glucosa deteriorada o prediabética de glucosa en ayunas y HbA1c .8
La medición de HbA1c o glucosa en sangre es suficiente para identificar la remisión. Para evitar errores de clasificación resultantes del error de medición o de la variación biológica, recomendamos que los pacientes tengan dos resultados de las pruebas (generalmente HbA1c) por debajo del umbral de diagnóstico, con un intervalo mínimo de dos meses para confirmar la remisión. Esto refleja unos cuatro meses de normoglucemia. Los pacientes en remisión deben mantenerse bajo revisión regular con pruebas anuales.

Potencial valor metabólico de la remisión
Los resultados clínicos para las personas con diabetes tipo 2 son peores a concentraciones más elevadas de glucosa o HbA1c.10 Ningún estudio ha informado resultados para las personas que logran la remisión, pero un buen control glucémico a través del tratamiento farmacológico mejora los resultados microvasculares (retinopatía, neuropatía, nefropatía) diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. También se han observado eventos cardíacos reducidos en pacientes con diabetes tipo 2 después de la cirugía bariátrica.12
En contraste, algunos ensayos clínicos han indicado una mayor mortalidad cuando la HbA1c se aproxima a niveles normales, probablemente a través de hipoglucemias que provocan arritmias.
AHEAD, un ensayo de la intervención de estilo de vida en pacientes con una duración media de la diabetes de cinco años, informó 11,5% de remisión a los 12 meses con 8,6% de pérdida de peso, pero esa proporción se redujo en un 30% anual.10 Los resultados sobre la salud de los participantes aún no se han informado , pero la evidencia limitada y los primeros principios sugieren que la remisión de la diabetes (sin fármacos antidiabéticos) mejora el pronóstico, convirtiéndose en un objetivo primario de la administración lo más pronto posible después del diagnóstico.10

Codificación en los registros de salud
La remisión de la diabetes tipo 2 se puede deducir de los registros rutinarios de pacientes diabéticos que tienen resultados bioquímicos no diabéticos (generalmente HbA1c <48 mmol / mol), cuando no hay registro de que se prescriban fármacos antidiabéticos.14 En el Reino Unido, se han utilizado códigos de lectura para registrar los hallazgos y los procedimientos de los pacientes desde 198515, pero ahora se están convirtiendo al sistema SNOMED internacional. El marco de codificación básico se mantendrá, sin embargo.
El diccionario de lectura incluye los códigos 21263 o 212H para "diabetes resuelta" y C10P para "diabetes en remisión". Diabetes resuelta se utiliza para los pacientes diagnosticados con diabetes o en los que la diabetes fue secundaria a un factor que se ha eliminado, como por ejemplo: la eliminación del tratamiento con esteroides. Tales pacientes no requieren revisiones anuales ni vigilancia.
El código C10P se debe utilizar para los pacientes que han alcanzado la remisión de la diabetes del tipo 2, generalmente por pérdida substancial del peso. Estos pacientes pueden ser considerados no diabéticos para asuntos como el seguro, conducción o empleo, pero como el código es de diagnóstico se mantendrá programado para revisiones anuales y programas de detección de daño en la retina.

Lograr la remisión
En los pocos países con datos, rara vez se registra que los pacientes tengan diabetes en remisión. Karter y sus colegas encontraron remisiones en sólo 0,14% de 120 000 pacientes de Estados Unidos seguidos durante siete años.14 La base de datos de la Scottish Care Information Diabetes, que incluye a todos los pacientes en Escocia, muestra que menos del 0,1% de los pacientes con diabetes tipo 2 fueron codificados como en remisión en marzo de 2017.
Cuadro 2 Número de personas en Escocia con diferentes categorías de codificación registradas en la base de datos SCI Diabetes (marzo de 2017)
La falta de criterios acordados y de un guía sobre la recodificación puede haber dado lugar a dudas en la codificación de la remisión, pero la razón principal de la escasa cantidad de pacientes en esta categoría es probablemente que pocos pacientes están intentando lograr la remisión. Los pacientes y los médicos pueden no ser conscientes de que la diabetes tipo 2 puede ser revertida, pese a la reciente publicidad. A pesar de las publicaciones de enfoques estructurados que utilizan una fórmula inicial de reemplazo de dieta para lograr una rápida pérdida de peso y de la posibilidad de mantener una pérdida de 12-15 kg a los 12 meses y más.
La guía 2010 de la Scottish Intercollegiate Guidelines Network recomienda una pérdida de peso sostenida superior al 10% del peso corporal o de 15 kg para las personas con obesidad severa y complicada, incluida la diabetes tipo 2.18 Esto es difícil de lograr incluso con la cirugía bariátrica y sólo 75 -80% de los pacientes que tienen éxito son recompensados con la remisión de la diabetes.
Los factores físicos y sociales, los estados emocionales y las habilidades de auto-regulación son factores importantes que afectan a la salud. Se desconoce si el grado de pérdida de peso necesario para lograr la remisión será el mismo para las personas de Asia, que comúnmente desarrollan diabetes tipo 2 con un índice de masa corporal inferior al de las personas de origen europeo, pero probablemente con contenido similar de grasa corporal.
Los médicos pueden ser comprensiblemente reacios a redefinir a un paciente como "en remisión" si están preocupados de que la remisión, dependiente de mantener la pérdida de peso, no puede persistir, y que la rutina de retirada de los controles anuales podría abandonarse. Sin embargo, en virtud de la codificación de la remisión, las revisiones anuales y continuarán.
Otro factor específico del Reino Unido puede haber sido el temor de perder los pagos de incentivos para la gestión de la diabetes en virtud del marco de calidad y resultados (QOF). Una vez más, la codificación de "diabetes en remisión" conserva el estado de diagnóstico por lo que el pago de la práctica continuaría.
La diabetes en remisión no ha sido específicamente recompensada como objetivo de manejo. Se ha demostrado que los incentivos mejoran la atención y los factores de riesgo en otras áreas como el asma y las enfermedades cardiovasculares. Las próximas revisiones de las guías de práctica del NHS England y su reemplazo en NHS Scotland, proporcionan oportunidades para incluir la remisión de la diabetes como un objetivo incentivado.

Beneficios de la remisión
El logro de la remisión tiene beneficios para la salud de los pacientes y elimina la carga de la vigilancia y el tratamiento diarios, pero la correcta codificación de la remisión tiene múltiples beneficios adicionales. Elimina el estigma de tener diabetes y proporciona un sentido de logro personal y estatus social (recuadro 1).
Recuadro 1: Beneficios de la codificación de laremisión de la diabetes
Para los pacientes
  • Elimina la estigmatización personal y social como enfermos o "diabéticos".
     
  • Proporciona un objetivo y una recompensa por el trabajo duro y sostenido normalmente necesario para lograr y mantener la pérdida de peso sustancial.
     
  • Puede permitir seguro de vida, hipotecas, seguro de viaje, etc, sin las primas más altas añadidas para las personas con un diagnóstico de diabetes tipo 2.
     
  • Elimina algunas restricciones ocupacionales.
Para la epidemiología y sistemas de salud
  • Identifica un valioso indicador del éxito en la asistencia sanitaria, a través de la vigilancia nacional del registro de enfermedades.
     
  • Permite un mejor análisis de los riesgos de morbilidad y mortalidad a largo plazo.
     
  • Mejora la previsión de requerimientos de recursos
La diabetes es cara, tanto para los individuos como para los sistemas de salud. Se necesitan pruebas sobre las demandas de salud y la supervivencia después de la remisión, pero es probable que las demandas sean menores. Los costos médicos anuales promedio de la diabetes tipo 2 en los EE. UU. fueron calculados en $ 6414 en 2007, aumentando con la edad a $ 9061 en mayores de 6420 y es alrededor de 2,5 veces mayor que para las personas sin diabetes21.
Los costos están subiendo a medida que se lanzan nuevos fármacos costosos, bajo directrices clínicas farmacocéntricas. En el Reino Unido estos costos crecientes son soportados por el NHS. En otros países, los costos recaen sobre el individuo. El seguro de salud privado no suele cubrir la diabetes existente, lo que representa una barrera para una atención médica óptima.
Así, significativamente más adultos estadounidenses con diabetes, y la mayoría mayores de 65 años, dependen de seguros públicos como Medicare. La American Diabetes Association ofrece los costos indicativos de la cobertura de Medicare para las personas con diabetes. Las primas anuales son alrededor de $ 1200 más (opcionalmente) $ 166 para permitir que la mitad de los costos de los medicamentos recetados sean cubiertos. Los costos de las recetas no están cubiertos por completo hasta que un individuo ha gastado más de $ 4950 en medicamentos en un año.22
La Encuesta de Entrevistas de Salud Nacional de 2009 encontró que, dependiendo del ingreso total del hogar, las personas de 18 a 64 años con diabetes gastan alrededor de $ 3000 al año en privado o $ 2000- $ 6000 al año en la asistencia sanitaria (de peor calidad) si no tienen un seguro de salud.23
Otros tipos de seguros también son más caros. Las primas de seguro de vida se suelen duplicar para las personas con diabetes, añadiendo alrededor de £ 600 al año a una póliza promedio. El corredor de seguros en línea internacional moneysupermarket.com ofrece actualmente a las personas con diabetes tipo 2 políticas de viaje equivalente a casi el doble del precio de que para una persona sin problemas médicos, añadiendo £ 20- £ 30 al costo de 14 días de cobertura en los EE.UU., o más si se necesita insulina.
En la actualidad, las personas que tienen diabetes en remisión se incluyen en la categoría más barata (al igual que las personas con prediabetes). La conciencia de ahorros tangibles de este tipo podría ayudar a mantener la pérdida de peso y la remisión de la diabetes tipo 2: la promesa de recompensas y elogios por los objetivos logrados son elementos clave en la estrategia de cambio de comportamiento.

Moviéndonos hacia el futuro
Es de interés para todos reclasificar a las personas con diabetes tipo 2 cuando se convierten en no diabéticos. Se necesitan directrices oficiales y consenso internacional para registrar la "diabetes en remisión". Hemos propuesto que se requieran dos resultados de pruebas no diabéticas, con una separación mínima de dos meses, con revisiones anuales de HbA1c para confirmar la continuación de esta categoría.
El intervalo apropiado entre las pruebas para establecer la remisión está abierto al debate. Debe ser lo suficientemente largo para eliminar a las personas con bajas temporales en la glucemia, pero lo suficientemente corto como para que los pacientes mantengan la motivación.
Tener criterios acordados para codificar la diabetes en remisión (C10P en el Reino Unido) en sistemas de registro beneficiará a los pacientes y a la planificación de la asistencia sanitaria. Una codificación apropiada permitirá monitorear el progreso en el logro de la remisión de la diabetes tipo 2 a nivel nacional e internacional y para mejorar las predicciones de los resultados de salud a largo plazo para los pacientes con una duración conocida de la remisión.

Mensajes clave
  • La remisión de la diabetes tipo 2 se puede lograr mediante una pérdida de peso sustancial, pero rara vez se registra y probablemente no se notifica insuficientemente.
     
  • Reconocer la remisión de la diabetes puede ser un poderoso motivador para los pacientes para mantener la pérdida de peso.
     
  • La codificación diagnóstica de la "diabetes en remisión" alivia las penalidades sociales y financieras del diagnóstico para los pacientes mientras continúa la vigilancia médica.
     
  • La codificación correcta proporciona una indicación valiosa del éxito de la atención sanitaria y puede informar a la planificación de la asistencia sanitaria.





Fuente:       intramed.net


viernes, 29 de septiembre de 2017

Avena para controlar la diabetes

Debido a que es una enfermedad estrictamente relacionada con la alimentación, son muchas las dudas que a menudo tienen, tanto los diabéticos como aquellos que desean prevenir a tiempo alguno de los dos tipos de diabetes, sobre la rutina de alimentación ideal. Por eso, le realizamos una serie de preguntas a la licenciada Raquel De Freitas Rodríguez, nutricionista que actualmente está especializándose en Nutrición Clínica, sobre la avena, un alimento que cotidianamente es utilizado para bajar los niveles de azúcar.

¿La avena contribuye a controlar la diabetes?

RFSí. La avena puede ayudar en el control de la diabetes porque está compuesta de carbohidratos complejos, los cuales son capaces de proporcionarnos energía durante el día, pero con una lenta absorción que evita elevaciones bruscas de glucosa en la sangre. También contiene gran contenido de fibra (principalmente soluble) la cual ayuda a hacer más lenta esta absorción a nivel intestinal. 

¿Es recomendable sustituir por completo el trigo o el maíz por este tipo de cereal?

RFNo es necesario. Podemos incluir la avena junto a otros cereales, pues todos tienen una composición rica en carbohidratos complejos. Lo ideal es tener variedad de cereales en la dieta para obtener una mayor aporte de diferentes vitaminas y minerales, sin exceder las raciones estipuladas en el caso de los diabéticos. 

¿Cada cuánto podemos incluirla en nuestro  régimen alimenticio semanal?

RFPodemos incluir la avena diariamente en nuestra dieta. Es una excelente fuente de energía rica en fibra, la cual nos ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre y tener un adecuado tránsito intestinal.
Ahora que ya sabes los excelentes beneficios de consumir este cereal, te invitamos a ingresar en nuestras redes sociales, a través de @nutripractico, y consultar la receta de galletas de avena que este fin de semana colocaremos en ellas, así como toda la interesante información que tenemos para ti enfocada a prevenir y controlar la diabetes.
Fuente:     nutricionpracticaysaludable.com


miércoles, 27 de septiembre de 2017

Aprenda a reconocer y prevenir las complicaciones agudas de la Diabetes: Hiperglicemia - Hipoglicemia

Una vez diagnosticado y puesto en marcha el tratamiento y su nuevo estilo de vida, ya irá por buen             camino, sin embargo existen situaciones especiales imprevistas que ocurren con o sin diabetes que al           paciente diabético le afectan diferente causando una descompensación súbita de la enfermedad que puede poner en riesgo su vida.
Las emergencias en pacientes diabéticos son conocidas en la literatura médica como complicaciones agudas. Estas deben ser reconocidas y tratadas rápidamente en una emergencia hospitalaria. Pero Usted también puede ayudarse aprendiendo a reconocer los síntomas precozmente y con un plan de contingencia para      enfrentar estos casos.

COMPLICACIONES AGUDAS DE LA DIABETES

Hiperglicemia

ImagenEs cuando los valores de su glicemia se elevan demasiado  por encima  de 200 mg/dl generalmente ocurre por no tomar su medicación, por  errores en la alimentación o cuando se asocia otra enfermedad del tipo infecciosa como infecciones respiratorias, urinarias, de piel, incluso la enfermedad periodontal que puede pasar inadvertida.
La hiperglicemia se puede presentar como "estado hiperosmolar" con valores de glicemia por encima de 600 mg/dl mas frecuente en             diabéticos tipo 2 ó "cetoacidosis diabética" también conocida como   "coma diabético" donde se observa niveles de glucosa en sangre mayor de 300 mg./dl y cuerpos cetónicos elevados en plasma.
Ambas situaciones son grave, pueden llegar a requerir atención en       cuidados intensivos y ponerle en riesgo de muerte en cuestión de horas.

Síntomas de la Hiperglicemia

ImagenEn una primera fase puede aparecer un síndrome clásico que consiste en polidipsia      (   aumento   de   la   sensación de sed), poliuria (aumento de la cantidad de orina), polifagia (aumento del apetito) y pérdida de peso, a pesar del aumento de apetito. También pueden aparecer infecciones de   repetición,       mala              cicatrización de heridas, prurito (picor), neuropatía (sensación de ardor, hormigueo o quemazón      en    manos y pies)
En casos de hiperglicemia en estado hiperosmolar se observa disminución del nivel de conciencia,    que        puede ir desde la somnolencia hasta el coma profundo; deshidratación, pérdida de apetito,      náuseas,          vómitos, convulsiones
Cuando se trata de cetoacidosis diabética, la sintomatología clásica comienza con un cuadro   de   vómitos,  aumento de la producción de orina, aumento de la sensación de sed, aumento de la frecuencia respiratoria, fetor cetónemico (aliento acido), alteraciones del nivel de conciencia y dolor abdominal.

Hipoglucemia


Imagen Ocurre cuando los valores de glicemia (azúcar en la sangre) disminuyen  por debajo de 60 mg/dl. Es la complicación mas temida de la diabetes,    pues la paradoja de esta enfermedad es que, al afectar el metabolismo  de los carbohidratos, Usted deberá restringir la ingesta de azúcar y otros       almidones, los cuales son la fuente energética que utiliza   el    organismo     para funcionar. Sin energía, su organismo simplemente no funciona.     Con niveles muy bajos de glicemia los procesos que llevan a cabo todos los órganos y sistemas de su organismo se detienen colocándole en riesgo de muerte.

Síntomas de la Hipoglucemia
Imagen
 Palidez, Sudor frío, Irritabilidad, Temblor, Taquicardia, Palpitaciones, Falta de concentración, Confusión, Mareo y debilidad, Dolor de cabeza, Visión doble o borrosa, Alteración de la conducta, Alteración de la memoria, Marcha inestable, falta de coordinación, Lapsus de conciencia, Convulsiones y hasta coma.

SITUACIONES ESPECIALES QUE PUEDEN ALTERAR   SU RUTINA Y POR ENDE DESCOMPENSAR SU             ENFERMEDAD.

Si usted está sin sus alimentos normales para la diabetes por más tiempo de lo esperado, su nivel de   azúcar en la sangre podría caer anormalmente bajo por ejemplo:
  • Retrasos en el tráfico,
  • accidentes viales,
  • situaciones de emergencias con familiares o amigos,
  • jornadas de trabajo prolongadas,
  • emergencias meteorológicas,
  • viajes no planificados

Situación hipotética 1: RETRASO EN EL TRAFICO QUE CONDUCE A HIPOGLICEMIA
Imagine por un momento que Usted desayunó en la mañana, tomó su medicación (o se colocó insulina) y sale a su trabajo habitual pero, encuentra que ocurrió un accidente y hay un retraso en la vía que le toma 2 horas extra llegar a su oficina.
Al llegar, tiene todo atrasado y debe ponerse al día por lo que, olvida su merienda de las 10 am. Pero usted se siente bien y está enfocado en sus deberes así que sigue adelante.
ImagenDe pronto, le llaman para una reunión de último momento y usted no almuerza a su hora, sino que se retrasa un par de horas más. Este día ha sido un poco complicado y ha tenido que subir y bajar escaleras de reunión en reunión (su gasto calórico aumentó).
Desde las 7 am que usted desayuno hasta las 3 pm han pasado 8 horas y, su tratamiento está planificado para que usted haga varias comidas cada 3 o 4 horas. Resultado: HIPOGLICEMIA.
Tal vez se sienta irritable pero piensa que es por el stress del trabajo. Si usted continua sin ingerir algún alimento usted puede caer desmayado en medio de la reunión y peor aún terminar en una sala de emergencias.
Situación hipotética 2: No tiene acceso a su medicación ni a sus alimentos adecuados.
ImagenUsted no tiene acceso a su medicación ni a sus alimentos adecuados, por ejemplo, olvida su merienda y enfrenta una situación similar a la anterior en su trabajo. Pero en lugar de no comer nada, usted come lo primero que encuentra rápidamente para continuar con su jornada: un panecillo dulce y un café, más tarde: Otro snack cargado de carbohidratos, si además usted no toma su medicación porque se le olvidó en casa, su nivel de glicemia puede aumentar resultado: HIPERGLICEMIA

Recomendaciones para su plan de contingencia

  1. Reconozca que usted tiene una condición especial y que no puede quedarse atrapado en ningún lugar sin alimentos adecuados ni medicación. Para ello se recomienda mantener snacks durables y medicación extra en su carro, oficina, maletín y hasta en la casa de familiares y amigos que visite frecuentemente.
  2. Conózcase a si mismo, aprenda a reconocer síntomas tempranos de que algo no va bien con sus niveles de azúcar, irritabilidad, visión borrosa, mareos, dolor de cabeza, sed son algunos que deben llamar su atención. En estos casos haga una medición capilar para estar seguros.
  3. Debe tener además un glucómetro extra con baterías, cintas y lancetas siempre en casa, oficina, maletín etc.
  4. Nunca salga de casa sin su maletín de contingencia, recuerde incluir caramelos o alguna fuente de azúcar de rápida absorción para casos de hipoglicemia.
  5. No mantenga la diabetes en secreto, los jóvenes son a veces reacios a revelar su condición a sus amigos pero eso podría poner en peligro su salud, de hecho es una buena idea decirle a amigos, miembros de la familia y / o colegas donde se mantienen suministros de emergencia, especialmente si usted está viajando lejos de casa, Y asegúrese de familiarizar a sus seres queridos con los síntomas de la hipoglucemia, para que puedan ayudarle si usted ya está tan desorientado que probablemente no sepa que hacer.
  6. Lleve una botella de agua. Los niveles muy altos de azúcar en la sangre causan deshidratación, Aparte de almacenar insulina extra y mantener sus medicamentos con usted en todo momento, asegúrese de mantenerse hidratado.
  7. Considere usar una pulsera de identificación de diabetes. Si experimenta una emergencia diabética, una pulsera de identificación de diabetes puede ayudar a asegurar que reciba la atención médica adecuada de manera oportuna, Esto puede ser particularmente útil si se convierte en hipoglucémico y pierde el conocimiento.


La aceptación de la enfermedad es importante para aprender y ejecutar nuevos hábitos, que definitivamente pueden llegar a ser mucho más placenteros de lo que usted imagina. Y sobre todo para reconocer síntomas y estar preparado para evitar eventualidades que pongan en riesgo su vida.


Fuente:   premiersalud24.com













lunes, 25 de septiembre de 2017

Tengo diabetes, ¿puedo dar lactancia materna?

Sí, las madres con diabetes pueden dar lactancia materna, y los profesionales sanitarios debemos animarlas a ello.
Dar el pecho es beneficioso para todas las madres, incluidas las madres diabéticas. Además, la lactancia materna disminuye la incidencia de diabetes tipo 1 y 2 en los niños. Las madres con diabetes gestacional que amamantan, tienen un retraso en la aparición y una menor  incidencia de desarrollar diabetes tipo 2. Amamantar hace que tengan un mejor control glucémico y menores necesidades de insulina.

¿Cuáles son las dificultades que pueden tener las madres con diabetes que amamantan?

Las madres diabéticas tienen menores tasas de lactancia que parecen debidas a factores derivados de la propia diabetes y a un mayor intervencionismo e inducción del parto y mayor incidencia de separación madre-bebé. Pueden tener un mayor riesgo de grietas, mastitis y candidiasis, por lo que necesitan apoyo.  Los hijos de madres diabéticas tienen un mayor riesgo de hipoglucemia, especialmente si la diabetes no está bien controlada; sin embargo, no se recomienda su ingreso rutinario, sino animarles a mamar como mejor medio de prevención de la hipoglucemia.
Las madres diabéticas tienen que asegurarse una buena alimentación para evitar hipoglucemias. La mayoría de fármacos que precisan son seguras durante la lactancia, incluida la insulina, aunque debemos confirmar que lo son en www.e-lactancia.org o buscar una alternativa segura. No se debe suspender la lactancia durante la realización de pruebas de sobrecarga oral de glucosa.
Hay muchas experiencias de madres diabéticas que han dado el pecho a sus hijos satisfactoriamente. Si es tu caso, y te apetece, coméntanos tu historia para ayudar a otras madres.

   Fuente:   gotitasdelimon.com

viernes, 22 de septiembre de 2017

Los climas fríos reducen el riesgo de sufrir diabetes gestacional

El clima es un factor a tener en cuenta en las probabilidades de que una mujer desarrolle diabetes durante el embarazo. Un grupo de científicos publica los resultados de un estudio en el que desvelan que aquellas que viven en entornos fríos durante la gestación tienen un riesgo menor de sufrir esta enfermedad que las que lo hacen en climas cálidos



Una de las enfermedades que pueden sufrir las mujeres embarazadas es la diabetes gestacional, que suele aparecer hacia en el segundo trimestre y, aunque es común que no haya síntomas tras dar a luz, causa problemas durante el embarazo y el parto y aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en el futuro.
Aunque la obesidad, la edad de la madre o los antecedentes de diabetes en la familia influyen a la hora de sufrir este grave trastorno, ahora se le puede unir una nueva causa: la temperatura.
Científicos del Hospital St. Michael y del Instituto de Ciencias Clínicas Evaluativas, ambos en Toronto (Canadá), publican un estudio en Canadian Medical Association Journal que expone la relación entre el clima y el riesgo de sufrir diabetes gestacional.
Según este trabajo, las mujeres expuestas a bajas temperaturas durante el embarazo tienen menos probabilidades de desarrollar este tipo de diabetes que aquellas las que lo hacen a temperaturas más altas.
La enfermedad afectaba al 4,6% de las mujeres que soportaban temperaturas medias extremadamente frías (iguales o por debajo de los -10º) durante un periodo de 30 días antes de hacerse las pruebas de diabetes habituales durante el embarazo.
Sin embargo, el porcentaje de riesgo crece hasta el 7,7% cuando las temperaturas eran mucho más altas, por encima de los 24º. Los autores también sostienen que, por cada 10º de aumento, las mujeres tienen entre un 6 y un 9% más de posibilidades de padecer esta patología.
La labor protectora de la grasa parda
Para realizar la investigación se examinaron 555.911 embarazos entre 396.828 mujeres durante un periodo de 12 años. Todas residían en el área metropolitana de Toronto, aunque algunas experimentaron su experiencia cuando el clima era más cálido y otras cuando era más frío.
Se buscó la relación existente entre la temperatura media de la zona durante los 30 días previos a las pruebas para diagnosticar o controlar la diabetes a las que se someten las embarazadas durante el segundo trimestre de gestación, y la probabilidad de desarrollar diabetes gestacional.

Los autores reconocen que aunque los resultados pueden parecer contraintuitivos a simple vista, tienen su explicación científica, teniendo en cuenta la forma en que se generan los distintos tipos de grasa en el ser humano.
"Se podría pensar que con temperaturas más cálidas las embarazadas serían menos sedentarias, tendrían más actividad en el exterior y eso ayudaría a que no que ganasen peso, algo que suele favorecer la aparición de diabetes", explica Gillian Booth, autora principal del estudio.
"Sin embargo, este patrón coincide con el encontrado en otros estudios que muestran que en temperaturas más bajas el cuerpo crea un tipo de grasa protectora, el tejido adiposo marrón o grasa parda, que mejora la sensibilidad a la insulina".
Además el estudio contempla la comparación entre los embarazos consecutivos de una misma mujer, detectando que se producía un efecto similar por cada 10 grados de aumento en la temperatura.
Según Joel Ray, coautor del trabajo, "analizar los embarazos de una misma mujer nos permite controlar muchos factores. Podemos eliminar aspectos como la etnia, los ingresos, la actividad o los hábitos alimenticios".
El origen de la madre también influye
Los resultados desvelaron además que la temperatura del entorno durante el embarazo no era el único factor a tener en cuenta, también influía el clima del lugar en el que habían nacido las madres.
En el trabajo se muestra que las mujeres nacidas en climas más fríos tienen un riesgo menor de sufrir este tipo de diabetes que las que lo hicieron en lugares con temperaturas más cálidas.
Por ejemplo, las nacidas en climas fríos, incluyendo Canadá y Estados Unidos, que además vivían en lugares fríos durante los 30 días anteriores a las pruebas de diabetes, tenían un riesgo del 3,6% de padecer la enfermedad, mientras que si vivían en entornos con temperaturas altas el riesgo crecía hasta el 6,3%.
Por el contrario, para las mujeres procedentes de climas cálidos, por ejemplo el sur de Asia, África y Oriente Medio, el porcentaje de riesgo aumentaba hasta cifras que iban entre el 7,7 y el 11,8%, según estuvieran expuestas a temperaturas bajas o altas respectivamente.
Según los autores, estos resultados pueden servir como muestra de los efectos que el cambio climático y el aumento de la temperatura global poseen en la salud, aumentando el riesgo de aparición de diabetes gestacional como diabetes de tipo 2 en general.
"Puede ser un aviso, como el canario en la mina de carbón, sobre los posibles efectos del calentamiento global en la aparición de diabetes en los adultos", concluyen Booth y Ray.


Fuente:   agenciasinc.es