viernes, 28 de abril de 2017

Hallan la 'firma' genética de la diabetes tipo 2


Diabetes ¿Por qué algunas personas desarrollan diabetes tipo 2, mientras que otras que viven el mismo estilo de vida nunca tengan esta enfermedad? Durante décadas, los científicos han tratado de resolver este misterio y han encontrado más de 80 pequeñas diferencias de ADN que parecen aumentar el riesgo de la enfermedad en algunas personas o proteger a otras de los niveles peligrosamente altos de azúcar en la sangre, el sello distintivo de este trastorno. 
   Pero esta búsqueda no ha conseguido hallar una "firma de la diabetes tipo 2". Ahora, un equipo de científicos informa en un artículo publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences' de un descubrimiento que podría explicar cómo múltiples defectos genéticos pueden conducir a la misma enfermedad. Han identificado algo que algunos de esos defectos genéticos relacionados con la diabetes tienen en común: parecen cambiar la forma en que ciertas células del páncreas "leen" sus genes.

   MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -
   ¿Por qué algunas personas desarrollan diabetes tipo 2, mientras que otras que viven el mismo estilo de vida nunca tengan esta enfermedad? Durante décadas, los científicos han tratado de resolver este misterio y han encontrado más de 80 pequeñas diferencias de ADN que parecen aumentar el riesgo de la enfermedad en algunas personas o proteger a otras de los niveles peligrosamente altos de azúcar en la sangre, el sello distintivo de este trastorno.
   Pero esta búsqueda no ha conseguido hallar una "firma de la diabetes tipo 2". Ahora, un equipo de científicos informa en un artículo publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences' de un descubrimiento que podría explicar cómo múltiples defectos genéticos pueden conducir a la misma enfermedad. Han identificado algo que algunos de esos defectos genéticos relacionados con la diabetes tienen en común: parecen cambiar la forma en que ciertas células del páncreas "leen" sus genes.
   El descubrimiento podría ayudar a diseñar tratamientos más personalizados para la diabetes. Pero por ahora, es la primera demostración de que muchos cambios de ADN relacionados con la diabetes tipo 2 tienen que ver con la misma molécula de lectura de ADN, llamada Factor Regulatorio X (RFX, por sus siglas en inglés) un regulador maestro de una serie de genes.

SE PERTURBA UNA CAPACIDAD DE UN RECEPTOR

   El equipo, formado por expertos de la Universidad de Michigan (UM), de los Institutos Nacionales de Salud, del Laboratorio Jackson de Medicina Genómica, de la Universidad de Carolina del Norte y de la Universidad del Sur de California, todas ellas instituciones de Estados Unidos, informa de que muchos cambios de ADN relacionados con la diabetes afectan a la capacidad de RFX para unirse a lugares específicos en los genomas de los grupos de células pancreáticas llamado islotes, lo que a su vez altera la capacidad de las células para llevar a cabo funciones importantes.
   Los islotes contienen las células que producen hormonas, como la insulina y el glucagón, que mantienen el azúcar en la sangre equilibrado en las personas sanas.En individuos con diabetes, esa regulación va mal, llevando a una gama de problemas de salud que pueden desarrollarse durante muchos años.
   "Hemos encontrado que muchas de las sutiles diferencias de ortografía de ADN que elevan el riesgo de diabetes tipo 2 parecen interrumpir una gramática reguladora común en las células de los islotes", explica uno de los autores, Stephen CJ Parker, profesor asistente de Medicina Computacional y Bioinformática, y de Genética Humana en la Escuela de Medicina de la UM. "RFX es probablemente incapaz de leer las palabras mal escritas y esta interrupción de la gramática regulatoria desempeña un papel significativo en el riesgo genético de la diabetes tipo 2", continúa.
   Los investigadores habían realizado previamente un extenso examen del ADN de muestras de islotes aisladas de 112 personas y caracterizado las diferencias no sólo en las secuencias de ADN, sino también en la forma en que el ADN fue empaquetado y modificado por factores epigenéticos, y los niveles de productos de expresión génica que indicaban la frecuencia con la que los genes habían sido leídos y transcritos. Esto les permitió rastrear las "huellas" que RFX y otros factores de transcripción dejan en el ADN empaquetado después de haber hecho su trabajo.
   RFX y otros factores no se unen directamente a la parte de un gen que codifica una proteína que hace un trabajo celular, sino que se juntan a un tramo de ADN cerca del gen, una especie de pista de aterrizaje. Pero cuando están presentes los cambios genéticos relacionados con la diabetes tipo 2, esa pista se interrumpe, y RFX no puede funcionar como debería.
   Cada cambio de ADN podría alterar esta unión de una manera diferente, lo que conduce a un efecto ligeramente diferente en el riesgo de diabetes tipo 2 o la regulación del azúcar en la sangre. Pero el factor común para muchos de estas de estas modificaciones fue su efecto sobre el área donde se predice que RFX se unirá, en las células de los islotes pancreáticos. Según Parker, esto muestra cómo el genoma --la secuencia real del ADN-- puede influir en el epigenoma, o los factores que influyen en la expresión génica.
   Los investigadores señalan que una forma mortal de diabetes vista en un puñado de bebés nacidos cada año puede estar relacionada con mutaciones RFX. Esta patología, llamada síndrome de Mitchell-Riley, supone diabetes neonatal y malformación del páncreas y se sabe que es causada por una rara mutación autosómica recesiva de una forma de RFX.


miércoles, 26 de abril de 2017

Cáncer de páncreas, otro asesino silencioso: 5 señales de alerta que debes conocer


El cáncer de páncreas es un tipo de tumor maligno que generalmente no presenta síntomas de antemano, lo que significa que cuando se descubre puede haberse extendido de tal manera que las posibilidades de curación se reducen considerablemente.

Los síntomas del cáncer de páncreas
Pueden ser:
  • Fiebre
  • La pérdida de peso injustificada
  • La ictericia causada por la obstrucción del conducto biliar común, acompañado de picazón en todo el cuerpo
  • El color amarillo no sólo afecta a la piel, sino también los ojos y otros tejidos
    Dolor, que suele ser de intensidad media , y está situado en el abdomen superior y afecta la espalda
El cáncer de páncreas comienza a mostrar síntomas que suelen estar relacionados con la participación de otros órganos como el hígado y otros tejidos del sistema digestivo.
El cáncer de páncreas no tiene cura, el diagnostico temprano es muy importante para un tratamiento adecuado, pero detectarlo temprano es difícil, sobre todo teniendo en cuenta la ubicación de este órgano, sin embargo cuando hay sospecha de adenocarcinoma del páncreas, las pruebas más eficaces para confirmar el diagnóstico son la tomografía computarizada (TC) y pancreatografía retrógrada endoscópica que muestra la estructura del conducto pancreático, o una biopsia de páncreas.
Como una forma de tratamiento para el cáncer pancreático que la radio y quimioterapia. Algunos casos se pueden beneficiar de la eliminación de la parte enferma del páncreas a través de una cirugía. El tratamiento es largo y puede haber otras complicaciones, tales como metástasis a otras áreas del cuerpo.

lunes, 24 de abril de 2017

LOS TIPOS DE NEUROPATÍA DIABÉTICA



La neuropatía diabética es, generalmente, diagnosticada cuando una persona con diabetes comienza a presentar señales de daños  o degeneración de los nervios en alguna parte del cuerpo. Por definición, el termino neuropatía implica daño a los nervios, aunque se pueden presentar varios tipos de esta condición dependiendo de cuales nervios estén afectados. A continuación, examinaremos la relación de la diabetes con los diferentes tipos de neuropatías y cuales son las principales diferencias entre ellas.
Existen cuatro tipos de neuropatías asociadas con la diabetes. La mas común es la neuropatía periférica o polineuropatía que afecta los nervios del sistema nervioso periférico, especialmente aquellos que inervan las extremidades, particularmente, pies y manos. Algunos de los síntomas que pueden indicar la aparición de la neuropatía periférica son los siguientes: Insensibilidad o aumento a la tolerancia al dolor, lo cual se inicia en los dedos de los pies.
  • Hormigueo o sensación de quemadura.
  • Pérdida de la capacidad para sentir el calor en la piel, sobre todo en las extremidades.
  • Debilidad muscular o dificultad o dolor al caminar.
  • Aparición de complicaciones en los pies como infecciones, cicatrización lenta y dolores en las articulaciones.
El segundo tipo de neuropatía diabética es la denominada neuropatía autonómica que afecta el sistema nervioso autonómico. Este sistema controla el funcionamiento de los órganos que no dependen de la voluntad; trabajan, digamos de manera automática. Estos incluyen a órganos como el corazón, los pulmones, la vejiga urinaria etc. Los síntomas de esta neuropatía incluyen:
  • Problemas con la vejiga urinaria, denominado "vejiga neurogénica".
  • Disfunciones eréctiles en el hombre y resequedad vaginal en las mujeres.
  • Problemas para regular la temperatura corporal.
  • Dificultad para tragar.
  • Hipoglicemia inadvertida (no te es posible detectar si la glicemia esta baja o esta disminuyendo).
  • Aumento de la frecuencia cardiaca aun en reposo.
La tercera forma de neuropatía se denomina neuropatía radiculopléxica o amiotrofia diabética. Este tipo de neuropatía se presenta, principalmente, en personas de edad avanzada que padecen diabetes Tipo 2 y afecta los nervios de las piernas, muslos, caderas y nalgas. En algunos casos puede estar involucrado un solo lado del cuerpo. Los principales síntomas incluyen:
  • Dolores severos en las caderas, muslos o nalgas.
  • Problemas al pararse después de haber estado sentados por un rato.
  • Perdida de peso.
  • Se puede presentar inflamación abdominal.
El ultimo tipo de neuropatía asociada con la diabetes es la mononeuropatía o neuropatía focal que afecta un nervio en particular o a un grupo pequeño de nervios. Estos daños a los nervios ocurren de manera súbita y puede ser muy doloroso. Esta neuropatía tiene una particularidad que puede ser considerada favorable y es que se presenta en un nervio especifico y no se extiende a otros nervios o áreas como es el caso de los otros tipos de neuropatías. Sin embargo, es una condición severa y de cuidado ya que puede causar ataques cardiacos y otras afecciones cardiovasculares, derivadas del intenso dolor que ocasionan. Entre los principales síntomas de esta neuropatía se encuentran:
  • Dolor en el pecho, pies, muslos o abdomen.
  • Parálisis de un lado de la cara.
  • Doble visión o dificultades para enfocar la vista.
Diabetv espera que esta información te permita aumentar tu comprensión sobre los diferentes tipos de neuropatías y sus distintos mecanismos de acción en las personas que la padecen. Si estas interesado en saber acerca de las neuropatías diabéticas, por favor chequea >>> NEUROPATIAS DIABETICAS
Nota: Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque consejo médico para cualquier pregunta sobre una condición médica o cambio en su tratamiento.


lunes, 10 de abril de 2017

Prevenir y actuar en caso de hipoglucemia durante la conducción de un vehículo

Todas las personas que siguen tratamiento con insulina tienen riesgo de sufrir hipoglucemias. Una hipoglucemia durante la conducción puede ser causa de un accidente de tráfico. Por eso hay que tener especial precaución en evitar estos episodios.
Los chicos y chicas pueden conducir vehículos (motos y/o coches) a partir de los 14 años dependiendo del país. En el Estado español, laDirección General de Tráfico solicita un informe realizado por el médico habitual acreditando el buen control de la diabetes y la ausencia de episodios de hipoglucemia grave en el último año.
Pautas para prevenir una hipoglucemia al volante
Si realizas una buena prevención de la hipoglucemia antes de conducir serás el primero en beneficiarte. Contribuirás a demostrar a  la sociedad que el riesgo de accidente causado por una hipoglucemia se puede evitar. ¿Qué medidas hay que tomar para prevenir una hipoglucemia al volante?
  • Comprobar la glucemia capilar antes de empezar a conducir. Si el valor es:
    • Inferior a 90 mg/dl, no es aconsejable conducir. Se recomienda tomar un suplemento hidratos de carbono y esperar a que la glucemia sea > 90 mg/dl para empezar a conducir.
    • Inferior a 70mg/dl, hay que actuar como lo haríamos en caso de hipoglucemia.
       
  • Llevar siempre encima alimentos con hidratos de carbono (azúcar, zumo, galletas…).
    En caso de conducir durante un tiempo prolongado, hay que parar y aprovechar para descansar cada 2 horas. Conviene comprobar la glucemia y tomar un suplemento si es necesario. No se aconseja el consumo de alcohol, pero, en caso de haber bebido, evitar conducir en todo caso. El alcohol disminuye los reflejos y dificulta la detección de los síntomas de hipoglucemia.

Cómo actuar en caso de hipoglucemia durante la conducción

Ante cualquier síntoma de hipoglucemia (sudoración, mareo, palidez, temblor, debilidad, conducta errática, irritabilidad…) hay que actuar de manera inmediata siguiendo estos pasos:
  1. Parar el vehículo en el arcén teniendo en cuenta las precauciones necesarias para no provocar un accidente. 
  2. Comprobar el nivel de glucemia capilar:
    • Si el valor es < 70 mg/dl toma azúcar o zumo.
    • Si el valor está entre 70 y 90 mg/dl toma hidratos de carbono de absorción lenta (2 galletas, una barrita energética, una rebanada de pan…).
  3. Transcurridos 10-15 minutos, comprobar de nuevo la glucemia:
    • Si el valor es < 70 mg/dl toma otra vez azúcar o zumo.
    • Si es > 70 mg/dl, toma hidratos de carbono de absorción lenta (2 galletas, una barrita energética, una rebanada de pan…) y espera a que la glucemia sea > 90 mg/dl para empezar a conducir.

Recuerda: 

Es importante saber las causas de la hipoglucemia (insuficiente ingesta de hidratos de carbono, administración de exceso de insulina, práctica de ejercicio no controlado…) para poder prevenirla en otra ocasión.



Fuente:  diabetes-cidi.org

viernes, 7 de abril de 2017

Qué pasa una hora después de beber una lata de Coca-Cola

cocacola
El consumo excesivo estas bebidas carbonatadas, con endulzantes artificiales, puede llevar a padecimientos como diabetes del tipo 2, presión arterial elevada, síndrome metabólico, obesidad enfermedades del corazón
Un estudio reciente encabezado por Niraj Naik, escritor del portal The Renegade Pharmacist, reseñó los efectos que provoca una lata de Coca-Cola Light sobre el cuerpo humano en una hora.
El autor indicó en una infografía los daños que ocasionan las bebidas dulces carbonatadas, como la receta del refresco original, las bebidas con edulcorantes artificiales, así como las energizantes.
También realizó una investigación en dicho portal sobre las características perjudiciales de la Coca-Cola regular, las cuales no varían mucho en cuanto a la versión de dieta.
A los 10 minutos
El ácido fosfórico, responsable de esconder el sabor dulce de la bebida, ataca el esmalte dental. No importa lo mínima que sea la exposición. Mientras que el aspartamo, un edulcorante no calórico, engaña al cerebro a través de los receptores del gusto haciéndole creer que se está ingiriendo azúcar.
El consumo frecuente de este tipo de endulzantes artificiales puede alterar la capacidad del organismo de procesar las calorías al probar algo dulce, según varias investigaciones.
A los 20 minutos
El refresco estimula la producción de insulina por el páncreas para controlar el nivel de azúcar y la trasnporta del torrente sanguíneo a los músculos, grasa y células hepáticas, para ser almacenada o utilizarse como energía, aunque no se trate de azúcar real.
Los edulcorantes artificiales de las bebidas dietéticas pueden afectar la flora intestinal, la cual forma parte del sistema inmunológico y digestivo. Se incrementa el riesgo de sufrir diabetes del tipo 2, presión arterial elevada, síndrome metabólico, enfermedades del corazón, prácticamente los mismos riesgos que se corren al beber una Coca Cola tradicional.
Según algunas investigaciones, quienes consumen refrescos de dieta tienen el doble de riesgo de sufrir síndrome metabólico que quienes no consumen este tipo de bebidas.
A los 40 minutos
La combinación de la cafeína con el aspartamo causa una gran adicción al consumidor. La dopamina y el glutamato activan el deseo de seguir tomando más refresco de dieta. Se liberan excitotoxinas que se unen a los receptores neuronales sobre estimulándolos y agotando al cerebro, sobre todo si se consumen este tipo de bebidas de forma regular.
A los 60 minutos
Debido a que la bebida no aporta ningún tipo de nutrientes ni tampoco hidrata al organismo, aparece la sed y el hambre. Aunque la satisfacción es mínima con la Coca-Cola regular, con la versión de dieta persiste el deseo de tomar algo dulce, lo que provoca volver a tomar otro refresco o comer algún alimento no recomendable en una dieta saludable.

miércoles, 5 de abril de 2017

DIABETES GESTACIONAL: DIAGNÓSTICO, CAUSAS Y TRATAMIENTO




de embarazo y se caracteriza por la intolerancia a los carbohidratos, ocasionando hiperglucemia (elevación del azúcar presente en la sangre), que se detecta por primera vez en el embarazo y puede o no resolverse al término de la gestación; no debe ser confundida con la diabetes pregestacional que se refiere a todas aquellas mujeres que padezcan Diabetes Mellitus tipo 1 o 2 previo al embarazo.
Para explicar con mayor claridad lo anterior se deben contemplar diversos aspectos: el primero de ellos es saber que durante la Diabetes Gestacional el organismo de la mujer gestante genera  resistencia a la insulina. La insulina es una hormona que permite que la glucosa sea utilizada por las células del organismo, por lo tanto, cuando existe resistencia a la insulina, el cuerpo no puede darle el uso adecuado a la glucosa en la sangre, y ésta se comienza a acumular, causando otros trastornos metabólicos.
Para ejemplificar la función de la insulina con respecto al metabolismo de los carbohidratos(ya que tiene otras funciones importantes en el organismo), imaginemos que en las células del cuerpo existe una puerta específica que permite la entrada de la glucosa (azúcar) para ser aprovechada por el organismo, y la insulina es la llave que abrirá la puerta para dar entrada a la glucosa; con la llave funcionando adecuadamente, la glucosa puede ingresar a la célula, sin embargo, cuando la cantidad de insulina es insuficiente o la que se produce tiene defectos que inhiben su función, no hay llaves adecuadas para que la glucosa pase a la célula y se utilice como fuente de energía. Ahora bien, durante la diabetes gestacional, la insulina no funciona correctamente lo que provoca que la glucosa no entre a la célula y no pueda ser aprovechada por el organismo, es así como se elevan los niveles de azúcar en la sangre.

Diabetes gestacional, causas y factores de riesgo.

No se conoce la causa exacta de la Diabetes Gestacional, pero existen diversos factores de riesgo asociados a este padecimiento, algunos de ellos son:
  • Haber presentado Diabetes Gestacional o intolerancia a la glucosa en algún embarazo previo.
  • Obesidad previa al embarazo.
  • Antecedente familiar de Diabetes (padres o hermanos diagnosticados con Diabetes Mellitus).
  • Antecedente de haber dado a luz a un bebé con un peso mayor o igual a 4 kilogramos.

¿Cómo se diagnostica la Diabetes Gestacional?

La Diabetes Gestacional se diagnóstica alrededor de las semanas 24 a 28 de gestación.
Se realiza una prueba que consiste extracción de una muestra de sangre en ayuno para conocer los niveles de glucosa, si los niveles de glucosa son mayores o iguales a 95 mg/dL se debe realizar un segundo estudio denominado "Curva de Tolerancia a la Glucosa".
Durante la Curva de Tolerancia a la Glucosa la mujer gestante consume determinada cantidad de glucosa disuelta en agua y se realiza una extracción de sangre 1 y 2 horas después de haber consumido el líquido, los valores de referencia de glucosa  deben ser los siguientes según la Asociación Americana de Diabetes:
Prueba
Valores de Referencia
Glucosa en ayuno
menor o igual a 95mg/dL
Glucosa 1 hora después
menor o igual a 140mg/dL
Glucosa 2 horas después
menor o igual a 120mg/dL
Los resultados arrojados por la prueba deben ser menores o iguales a los niveles de referencia para descartar alguna anormalidad, si se llegan a tener dos o más valores mayores o iguales a los de referencia, la mujer será diagnosticada con Diabetes Gestacional.
Es importante mencionar que a mayor alteración de las cifras en la curva de tolerancia a la glucosa, existe mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo.

¿Cuáles son las principales consecuencias de la Diabetes Gestacional?

Existen diversos riesgos asociados tanto al feto como a la madre:
  • Hay mayor probabilidad de que el feto crezca más de lo normal (más de 4 kilogramos) lo que puede complicar la situación al momento del parto y aumentar las posibilidades de una cesárea.
  • La Diabetes Gestacional se ha relacionado con una mayor incidencia de complicaciones durante el embarazo como preeclampsia (hipertensión en el embarazo).
  • También existe el riesgo para la madre de que la diabetes no se resuelva después del embarazo o de presentar Diabetes Gestacional en embarazos futuros.

¿Cuál es el tratamiento en la Diabetes Gestacional?

El tratamiento de una mujer diagnosticada con Diabetes Gestacional debe ser interdisciplinario, y tiene como principal objetivo mantener la glucosa por debajo de los niveles de referencia para evitar futuras complicaciones.
El tratamiento médico consiste principalmente en la administración de medicamentos o terapia con insulina, que contribuyen con la disminución de las concentraciones de glucosa en la sangre.
Por otra parte es importante recalcar que toda mujer diagnosticada con Diabetes Gestacional debe ser valorada por un Nutriólogo que adecúe la dieta respecto sus características y necesidades, como principal objetivo tenemos:
  • Promover una ganancia de peso adecuado durante el embarazo
  • Crear un plan de alimentación acorde a las características de cada mujer, asegurando un aporte adecuado de macro y micronutrientes
  • Contribuir para mantener el azúcar en sangre dentro de los niveles deseados.
Seguir las indicaciones tanto médicas como nutricionales contribuye a disminuir los posibles daños que pudieran ocasionarse tanto al feto como a la madre.

Fuente:     saludintweb.com


lunes, 3 de abril de 2017

El descubrimiento de la insulina



Hoy día conmemoramos el nacimiento del tenaz cirujano, que logró que desde el 1922 la diabetes no represente una enfermedad temida y  que tristemente provocó la muerte de muchos.  En el 1922 el Dr. Frederick Banting descubrió ese liquido cristalino (insulina) que a diario salva y protege la vida de millones. ¡Qué mejor razón para que sea este día el Día Mundial de la Diabetes!
Muchas personas dirán que no hay nada que celebrar, que vivir con diabetes es lo peor que les pudo haber pasado pero, ¿será peor que morir? Sabemos que si controlamos la  diabetes, se puede tener una vida extensa, llena de salud y PLENA.
Antes de este gran descubrimiento, las personas diagnosticadas con diabetes seguían un tratamiento con dietas muy estrictas donde se limitaba el consumo de azúcar a cantidades mínimas. Este tratamiento podría ofrecerle al paciente, como mucho un año adicional de vida, pero no sobrevivían mucho más tiempo.
La diabetes mellitus era ya conocida antes de la era cristiana. Los chinos advertían en sus escritos de la existencia de una "orina dulce" que atraía a las moscas.
En el papiro de Ebers descubierto en Egipto, correspondiente al siglo XVI antes de Cristo, ya se describen síntomas que parecen corresponder a la diabetes. Fue Areteo de Capadocia quien, en el siglo II de la era cristiana, le dio a esta afección el nombre de diabetes, que significa sifón en griego, en alusión a uno de sus signos más llamativos: la rapidez con que los afectados orinan lo que beben, sin que el líquido permanezca mucho tiempo en su organismo. En la misma época Galeno también se refirió a la diabetes.
En los periodos posteriores los escritos médicos no hacen referencias a esta condición, hasta que, en el siglo XI, Avicena habla de ella con clara precisión en su famoso Canon de la Medicina.
Tras un largo intervalo fue Tomás Willis quien, en 1679, hizo una descripción magistral de la diabetes, quedando desde entonces reconocida por su sintomatología como entidad clínica. Fue él quien, refiriéndose al sabor dulce de la orina, le dio el nombre de diabetes mellitus (sabor a miel).
En 1775 Dopson identificó la presencia de glucosa en la orina y el inglés Rollo consiguió mejorías notables con un régimen rico en proteínas y grasas y limitado en hidratos de carbono.
Comparto con ustedes una cronología del descubrimiento al cual le debemos la vida de nuestros seres queridos que viven con diabetes:
El Dr. Banting y Charles Best, un estudiante de medicina, comienzan a hacer experimentos en perros y removieron el páncreas de uno de ellos. El resultado de este experimento fue un aumento en el nivel de azúcar del perro, con mucha sed, orinando con frecuencia y luciendo muy débil (¿que familiar no?). El perro había desarrollado diabetes.
El Dr. Banting logró extraer una sustancia de los islotes de Langerhans, a la cual llamaron "isletin". Este fue inyectado al perro con diabetes y su nivel de glucosa bajó, se veía más sano y estaba más fuerte. El Dr. Banting continuó este tratamiento por varios días y notó que el perro estaba libre de síntomas de diabetes.
Estas investigaciones del Dr. Banting estaban siendo financiadas por el profesor John Macleod de la Universidad de Toronto, quien fue una figura destacada en el estudio de la diabetes en Canadá. Una vez se empezaron a ver que los resultados eran tan favorables,  el profesor Macleod les otorgó más fondos y los trasladó a un laboratorio con mejores condiciones de trabajo. También sugirió cambiar el nombre de "isletin" a "insulina".
A finales de 1921, el bioquímico Bertram Collip, se unió al equipo y comienza a purificar la insulina buscando crear una insulina segura para el uso en los seres humanos. 
La primera persona tratada con insulina exógena fue un joven de 14 años llamado Leonard Thomson el 22 de enero de 1922. Leonard, que se encontraba hospitalizado y moribundo, se recuperó rápidamente con las inyecciones de insulina. Él fue el primero de decenas, luego cientos, miles y millones de personas que se han beneficiado con este tratamiento.
Dado este gran descubrimiento, el tratamiento de la diabetes utilizando la insulina se conoció en muchos lugares y las noticias llegaron hasta Estocolmo, Suecia donde en 1923 el Comité Nobel decidió otorgarle al Dr. Banting y el profesor Macleod, el Premio Nobel en Fisiología o Medicina.
Tan pronto como 1923, la farmacéutica Eli Lilly ya estaba produciendo suficiente insulina para suplir a todo Norte América.