recopilacion de articulos

miércoles, 23 de agosto de 2017

Cómo usar Aloe Vera para tratar la diabetes

El Aloe vera se ha utilizado durante mucho tiempo como un remedio natural, sobre todo debido a sus propiedades calmantes y vigorizante efecto, que lo convierten en un producto de cuidado de la piel perfecto. Estudios recientes han demostrado que el aloe vera puede también ser utilizado en el tratamiento de la diabetes.





Cuando se usa correctamente el aloe vera puede reducir la glucosa en sangre. En este artículo vamos a explicar porqué el aloe vera es beneficioso cuando se trata de tratamiento y prevención de la diabetes, y cómo utilizar el máximo de los beneficios.

¿Cuál es la conexión entre el aloe vera y la diabetes?
Hoy en día, la diabetes es una de las enfermedades más comunes. El número de personas diagnosticadas con hiperglucemia aumenta rápidamente, y los expertos en salud están muy preocupados por la situación real.

Por suerte, la gente es consciente de que la actividad física regular, una dieta adecuada y un estilo de vida saludable puede prevenir la diabetes, o por lo menos ayudar a los diabéticos a controlar su condición. A pesar de que el estilo de vida y entrenamiento regular dependen de nuestro tiempo libre, nada afecta a las opciones que haces cuando se trata de tu menú diario, y aquí viene la importancia de incluir aloe vera a tu dieta.


El aloe vera es uno de los medios más eficaces cuando se trata de la regulación de azúcar en la sangre de forma natural.
– El consumo regular de jugo fresco de aloe vera regula la glucosa en el torrente sanguíneo.
– El aloe vera ayuda a normalizar los niveles del azúcar en la sangre, y es beneficioso para los pacientes diagnosticados con IDDM (diabetes mellitus dependiente de la insulina) y la DMNID (diabetes no dependiente de insulina mellitus).
– Dos dosis de jugo de aloe vera, o 5-15 ml diarios pueden disminuír el azúcar en la sangre de forma significativa.

Cómo usar Aloe Vera para tratar la diabetes
Estas son algunas de las razones por las que el aloe vera es uno de los tratamientos naturales más eficaces para la diabetes:

– El Aloe vera está lleno de glucomanano, una fibra dietética soluble (polysachharide), y por lo tanto reduce los niveles de glucosa. Para ser más precisos, este componente de hemicelulosa actúa como una sustancia hipoglucémica y reduce el azúcar en la sangre de manera eficiente.
– Antraquinonas, fenoles orgánicos con aroma distintivo, y lectinas, proteínas que se unen a hidratos de carbono juntos, son algunos de los compuestos que se encuentran en el aloe vera que reducen la glucosa en sangre y regulan su nivel.
– El Aloe vera puede reducir el azúcar en la sangre en un 50% en un plazo de 2 meses.
– Limpia el cuerpo y elimina el exceso de glucosa en el torrente sanguíneo.
– El Aloe vera tiene fuerte antioxidantes y propiedades anti-inflamatorias que nos mantienen a salvo de úlceras, heridas, infecciones y otras condiciones relacionadas con la diabetes.
– El Aloe vera estimula la secreción de insulina, y por lo tanto alivia los síntomas de la diabetes.
– El Aloe vera es totalmente natural, lo que significa que no causa efectos secundarios en el tratamiento de la diabetes.

¿Cómo se puede añadir aloe vera a la dieta?
Como ya hemos explicado, el aloe vera es un alimento que debes incluir en tu dieta si eres diabético, junto con una dieta saludable y rica en nutrientes. Para obtener resultados óptimos, utiliza siempre el gel de aloe vera fresca y orgánica o jugo de aloe vera en lugar de sus formas procesadas.

En la fase inicial del tratamiento, tomar una cucharadita de aloe todos los días. Una vez que tu cuerpo se acostumbre a ella, aumentar la cantidad hasta 3 cucharaditas por día. Sin embargo, si no te gusta su sabor amargo, añadir un poco de miel u otro edulcorante natural antes de consumirla.




Fuente:    esnoticia.co

lunes, 21 de agosto de 2017

Tres noticias alentadoras sobre la diabetes

La ciencia avanza cada vez más y la búsqueda de nuevos tratamientos contra la diabetes, e incluso su cura, continúa siendo un tema importante en la comunidad científica. A continuación, algunas noticias relevantes:
Estudio trascendental
Los resultados de un  estudio publicado en la revista Science Translational Medicine abren la posibilidad de que se estudie el uso la inmunoterapia con péptidos para estabilizar la progresión de la diabetes tipo 1.
El estudio, aunque pequeño, dio buenas pistas para desarrollar algún fármaco en un futuro no muy lejano -10 años o menos- señalan sus autores. Los prometedores hallazgos, que incluyen que la terapia pueda ser utilizada en niños, muestran un perfil de seguridad que espera probarse en el 2018.
Terapia génica
Recientemente, la revista Stem Cell dio a conocer el uso de la técnica de edición génica CRISPR (Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats) para crear una hormona que sea capaz de regular los niveles de azúcar en la sangre a partir de injertos de piel.
La investigación se llevó a cabo con buenos resultados en la Universidad de Chicago con ratones de laboratorio diabéticos. El uso de los injertos de la piel se plantea como una técnica muy interesante por si hay posibilidad de producirla en un laboratorio a partir de las células madre.
Vacuna prototipo
Investigadores de la Universidad de Tampere, en Finlandia, publicaron en la revista Vaccine evidencia que sustenta la relación entre el enterovirus coxsackievirus B1 y la reacción autoinmune que causa que el cuerpo destruya las células en su propio páncreas.
Aunque por años se ha sospechado la relación de este enterovirus con la diabetes, no es hasta ahora que se ha desarrollado una vacuna prototipo que ayudaría a prevenir la diabetes tipo 1 en niños. Aunque no es una cura, la vacuna podría proveer inmunidad contra el virus.



Fuente:     pordentro.pr

viernes, 4 de agosto de 2017

Yacón, planta andina contra la Diabetes











EL YACÓN ES UNA PLANTA DE ORIGEN ANDINO QUE TIENE COMPROBADOS EFECTOS PARA CONTROLAR LA DIABETES.
Investigadores argentinos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) confirmaron que los extractos vegetales del yacón – un pariente lejano del girasol- reducen el nivel de azúcar y mejoran la producción de insulina.

Las virtudes anti diabéticas del yacón

El estudio realizado fue publicado en la revista científica "Chemico-Biological Interactions", en el cual los científicos lograron disminuir a la mitad el nivel de glucosa en sangre, mejorando también la producción de insulina.
Los principios activos que producen ese efecto son compuestos fenólicos y una lactona llamada enhidrina. Los expertos han comprobado también el carácter no tóxico de estos extractos vegetales.
Por otro lado, ya en una investigación previa publicada en "Clinical Nutrition", habían probado que la raíz de esta planta disminuye los niveles de lípidos en sangre, mejora la resistencia a la insulina y disminuye el peso corporal en animales diabéticos y en pacientes obesos.

Hojas del Yacón

Poseen propiedades hipoglicemiantes. Estas se pueden consumir en extracto, tintura, capsulas o tisanas ayudando a reducir la concentración de glucosa en la sangre.

Fibra soluble del Yacón para mejorar el metabolismo

La diabetes mellitus se asocia con importantes alteraciones metabólicas.
El yacón (Smallanthus sonchifolius) es una planta originaria de América, cuyas raíces comestibles almacenan carbohidratos, principalmente como fructooligosacáridos (FOS), un tipo de fibra soluble.
Las fibras solubles de la dieta, han sido propuestas como nutrientes clave en el control de los niveles de lípidos plasmáticos en pacientes diabéticos.
La raíz o tubérculo del yacón posee un sabor dulce agradable, muy parecido a la manzana, se consume como fresca, usualmente después de un período de secado al sol. El secado al sol lo hace más dulce. También es usual encontrarlo en jalea o jarabe, siendo un dulce apto para diabéticos.
En resumen
El Yacon actúa, sea las raíces o sea las hojas, estimulando el páncreas. Gracias a esto, se está contribuyendo a que se regule la conservación de azúcar en la sangre.





miércoles, 2 de agosto de 2017

Incrementan los casos de ceguera por diabetes








Se estima que en México alrededor de 11.5 millones de personas padecen diabetes mellitus, y se calcula que más del 50% de quienes la padecen por un periodo mayor a 15 años tienen posibilidades de sufrir problemas visuales severos con elevado riesgo de perder la vista.
Según información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dos de cada cinco pacientes desarrollan ceguera porque no tienen un control adecuado de la enfermedad. Por lo tanto, pueden presentar diversas complicaciones visuales, como cataratas, glaucoma y retinopatía diabética.
"Tales problemas suelen presentarse sin causar molestias o síntomas evidentes. Sin embargo, con un diagnóstico y un tratamiento tempranos es posible evitar la pérdida de la visión en más del 90 por ciento de los casos", refiere el doctor Eduardo Corzo Buenrostro, director general del Centro de Oftalmología Diabética (CODIABET), ubicado en la ciudad de México.

En la población con diabetes, la catarata afecta en mayor proporción, de hecho, puede considerarse que el total de los pacientes va a desarrollarla en algún momento de su vida. A su vez, el glaucoma es 10 veces más frecuente que en las personas sanas y la retinopatía diabética se presenta en individuos con larga evolución de la enfermedad.

Cabe destacar que cuando los afectados llegan a la consulta con el oftalmólogo se encuentran en etapas intermedias o avanzadas, por lo que en muchos casos queda poco por hacer. "La falta de cultura en salud es la causa de que las personas no se informen a tiempo, pero resulta más grave que los médicos de primer contacto carezcan de los conocimientos necesarios y no los canalicen oportunamente con el especialista indicado", afirma el doctor Corzo Buenrostro.

Respecto a las cataratas, el experto explica que son la formación de una opacidad en el lente natural interno del ojo (cristalino), la cual es progresiva y termina por nublar completamente la vista, impidiendo al individuo realizar sus labores cotidianas.

¿Cómo producen la pérdida de la visión? El cristalino debe ser transparente y su función consiste en cambiar el enfoque del ojo para ver objetos en diferentes distancias. "Al perderse la transparencia, se imposibilita que el paso de la luz se enfoque adecuadamente sobre la retina, lo que reduce la calidad y la cantidad de visión, hasta el punto de producir ceguera", detalla el director del CODIABET.

En cuanto al glaucoma, refiere que se caracteriza por un daño irreversible al nervio óptico, lo que se acompaña de un aumento de la presión intraocular (responsable de la lesión) y una pérdida progresiva de la visión periférica (de reojo). "Ocurre por una acumulación del propio líquido que el ojo produce, ya que sus vasos acuosos se endurecen y ello impide absorber tal sustancia con la capacidad y velocidad de antes".

Por otra parte, el doctor Corzo Buenrostro resalta que los niveles elevados de glucosa en sangre deterioran las paredes de los vasos sanguíneos de todo el organismo. Y los ojos se ven afectados en gran medida debido a que los poseen en una gran cantidad. "Cuando ocurre el daño, tales estructuras ya no son capaces de contener la sangre y los nutrientes que solían transportar, por lo que se fugan hacia la retina y ahí ocasionan hemorragias, así como depósitos de agua y grasas".

Lo anterior da lugar a retinopatía diabética, complicación que se manifiesta en quienes han padecido diabetes durante al menos 15 años y no han llevado un control metabólico adecuado. En un principio provoca que las imágenes enviadas por la retina al cerebro sean borrosas o distorsionadas, pero cuando el padecimiento avanza pueden presentarse hemorragias y hasta desprendimiento de la retina.

Si bien se trata de padecimientos oculares complejos, con un diagnóstico a tiempo y un tratamiento adecuado, la pérdida de la vista en las personas que viven con diabetes puede ser estabilizada y, en ciertos casos, restablecida.



Fuente:    jornada.unam.mx

lunes, 31 de julio de 2017

Científicos crean un parche y logran cicatrizar pie diabético con miel de abeja



miércoles, 26 de julio de 2017

Tras 20 años de trabajo, vacuna para diabetes tipo 1 comienza ensayos en humanos

imageLos ensayos clínicos comenzarán en un año.

La forma tipo 1 de la diabetes afecta a entre 20 y 40 millones de personas en todo el mundo. Es una disminución de la capacidad de producir la insulina (utilizada por las células del cuerpo para absorber la glucosa de la sangre) como resultado de la destrucción de las células beta del tejido pancreático causada por el propio sistema inmunológico del cuerpo, a menudo durante de los primeros años de vida (no debe confundirse con la variedad más prevalente, de tipo 2, que tiende a afectar a los individuos en edad adulta). Ahora, un prototipo de la vacuna que podría prevenir esta enfermedad en niños comenzará los ensayos clínicos en 2018.





Más de 20 años de investigación, de acuerdo con un artículo publicado en Vaccine, han proporcionado evidencia sólida del vínculo entre el enterovirus coxsackievirus B1 y la reacción autoinmune que hace que el cuerpo destruya las células en su propio páncreas. No es una cura, y no eliminará la enfermedad por completo, pero se espera que la vacuna, creada por investigadores de la Universidad de Tampere (Finlandia), proporcione inmunidad contra el virus y consiga reducir potencialmente el número de nuevos casos de diabetes cada año.

Los enterovirus son responsables de la polio, la fiebre aftosa, la meningitis y la miocarditis. Ha habido sospecha de un vínculo entre este grupo de patógenos y la diabetes durante varios años. Son sorprendentemente comunes en los recién nacidos, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidenses han descubierto que alrededor de una cuarta parte de las 444 infecciones por enterovirus conocidas en los Estados Unidos en 2007 fueron causadas por coxsackievirus B1 (CVB1). En 2014, el equipo realizó un par de estudios en niños finlandeses con diabetes tipo 1 para demostrar que, al menos uno de los seis virus en el grupo B de coxsackievirus, estaba asociado con la condición.

Si todo va bien, esta nueva vacuna podría poner fin a eso y también ayudar a reducir otras infecciones por enterovirus. Los ensayos preclínicos son solo el primer paso. La siguiente fase incluirá la realización de pruebas en seres humanos adultos sanos. Eso sí, hasta ver los primeros resultados satisfactorios podrían pasar ocho años, "por lo que no debemos esperar nada revolucionario demasiado pronto", dicen los investigadores.

Mientras tanto, organizaciones como la estadounidense Fundación de Investigación de la Diabetes Juvenil (JDRF) siguen financiando la investigación para encontrar mejores formas de prevenir y tratar la diabetes tipo 1 mejorando la tecnología que imita la función del páncreas o identificando formas de regenerar las células productoras de insulina.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 422 millones de adultos en todo el mundo tienen diabetes, mal que ocasiona al menos un millón y medio de muertes cada año. Por su parte, el mes pasado, investigadores de Scripps Whittier Diabetes Institute publicaron un estudio en la revista Diabetes Care que da cuenta de que hispanos de bajos ingresos con diabetes tipo 2 que recibieron mensajes de texto sobre su salud, a diario y por seis meses, vieron mejoras en sus niveles de azúcar en la sangre similares a las que causan algunos medicamentos reductores deglucosa. Se trata del primer estudio controlado aleatorio para examinar el uso de mensajes de texto para asistir a pacientes hispanos, sin acceso óptimo a servicios de salud, a controlar su diabetes.




Fuente:     diabetesforo.com

lunes, 24 de julio de 2017

Hemoglobina Glicosilada. La Prueba de la Verdad



Hemoglobina Glicosilada
La diabetes es la enfermedad metabólica más frecuente en el mundo, siendo responsable de un sin número de complicaciones a nivel ocular, renal, cardíaco y vascular sin contar con el enorme porcentaje de muertes atribuibles directamente a esta causa; de allí que sea tan importante su control.
Como enfermedad crónica que es, la Diabetes no se cura sin embargo es posible controlarla a un punto tal que el paciente no desarrolle ningún tipo de complicación ni sucumba ante los efectos de esta alteración metabólica tan delicada; en este sentido existen múltiples estrategias terapéuticas disponibles que van desde los cambios en el estilo de vida (fundamentales para un tratamiento exitoso) hasta medicamentos por vía oral y la siempre útil insulina.
A pesar de lo anterior, al igual que con otras enfermedades crónicas, cumplir el tratamiento no es suficiente ya que es indispensable medir su impacto en la salud del paciente y, más aún, determinar si está surtiendo del efecto esperado, de lo contrario no se lograrían los objetivos (prevención de complicaciones y muertes por diabetes) y el uso del tratamiento no pasaría de ser un simple ritual sin impacto real sobre la salud del paciente.
En este sentido, en lo que a diabetes se refiere, es necesario realizar un control periódico del estado metabólico del paciente ya diferencia de lo que tanto pacientes como familiares piensan, la glicemia en ayuno no es el mejor indicador ya que puede que esté normal el día que se realizó la prueba pero esto no necesariamente implica que todos los demás días y horas estuviera controlada.
En una situación ideal (e imposible) se necesitaría una monitorización continua de los niveles de azúcar en la sangre para saber si el paciente maneja niveles de glicemia dentro de los rangos considerados como normales; sin embargo siendo esto algo poco práctico, costoso y difícil de poner en práctica se deben utilizar otras estrategias.
Por fortuna el mismo cuerpo humano pone a disposición de los médicos un marcador bioquímico que permite saber como han sido los niveles de glicemia durante los últimos 2 a 3 meses sin necesidad de tomar una muestra cada minuto; de hecho, con una sóla prueba que requiere menos de 2 cc de sangre se puede saber si la glicemia del paciente ha estado controlada durante los últimos dos meses.
Se trata de la hemoglobina glicosilada. En términos sencillos la hemoglobina es una proteína y estas moléculas tienen afinidad por las moléculas de azúcar (como la glucosa); esto quiere decir que los azúcares y las proteínas tienden a combinarse y a mayor cantidad de azúcar en la sangre, mayor cantidad de proteínas (en este caso hemoglobina) estarán unidas a estos azúcares.
Dado que se trata de un proceso bioquímico lento y complejo, la glicosilación de proteínas no ocurre de un día para otro, en lugar de ello toma varias semanas notar un cambio por lo que medir los niveles de hemoglobina glicosilada da una buena idea de como ha sido el control metabólico en las semanas previas a la evaluación del paciente, más allá de la glicemia puntual que pueda tener ese día.
De hecho, la hemoglobina glicosilada es un marcador tan preciso que su porcentaje en sangre permite saber en cuanto ha estado el promedio de la glicemia del paciente tal como se muestra a continuación:

               Media de Glicemias                                Hemoglobina Glicosilada
80 mg/dL – 120 mg/dL                                                   5% – 6%
120 mg/dL – 150 mg/dL                                                   6% – 7%
150 mg/dL – 180 mg/dL                                                   7% – 8%
180 mg/dL – 210 mg/dL                                                    8% – 9%
210 mg/dL – 240 mg/dL                                                9% – 10%
240 mg/dL – 270 mg/dL                                               10% – 11%
270 mg/dL – 300 mg/dL                                               11% – 12%
300 mg/dL – 330 mg/dL                                              12% – 13%
Resulta pues evidente que un incremento de tan sólo 2% en los niveles de hemoglobina glicosilada representa un aumento muy grande de los niveles de glicemia promedio por lo que cualquier valor que supere el 7% genera siempre mucha preocupación.
En este sentido se espera que un paciente diabético bien controlado tenga una hemoglobina glicosilada que no supere el 6%, de lo contrario el control metabólico no ha sido óptimo y deberán hacerse los ajustes de tratamiento correspondientes para alcanzar la meta de menos de 6%.
Para realizar la prueba de hemoglobina glicosilada tan sólo se requiere tomar una muestra de sangre en ayuno y realizar en el laboratorio la determinación de los niveles de la fracción más estable de esta proteína conocida como HbA1c, el resultado no suele tardar más de un día y nos da una idea muy clara del control metabólico del paciente, permitiendo así hacer los ajustes pertinentes en el tratamiento.
Como corolario se debe decir que esta prueba debe realizarse al menos una vez cada tres meses o a los dos meses de cualquier ajuste de tratamiento a fin de tener la certeza de un control metabólico adecuado; es por ello que en Visión Salud todos nuestros pacientes con diabetes se someten a esta prueba de manera regular, contando nuestro laboratorio con una vasta experiencia así como con el personal y el material requeridos para unos resultados precisos y confiables.